Saltar al contenido

Consigue hasta un 1 % de cashback para ahorrar en tus gastos de empresa. Saber más.

Reserva una demo

Disfrutar de vacaciones mientras trabajas.

Si te lo dicen hace unos años, no te lo hubieras creído.

O bueno, quizá sí, pero sabiendo que era un coto reservado para los freelance.

Entonces llegaron la digitalización y el teletrabajo y, con ello, la flexibilidad laboral, y todo cambió.

Y vaya que si cambió 😯

Fruto de ese cambio son los conceptos que hoy nos ocupan: workation, bleisure y blurring

Vamos a ver a qué se refiere, por qué es más que interesante para tu empresa facilitarlo y la historia de María, que se enteró de lo que eran las workations y no se lo pensó dos veces..

Vamos allá 👇

Qué es workations, bleisure y blurring

Workations sale de work + vacation, que no es otra cosa que trabajar y vacaciones.

Bleisure, de business + leisure, que significa negocios y ocio.

Blurring viene del verbo blur, que en inglés significa literalmente difuminar. Se utiliza cuando una persona se encuentra constantemente conectada a Internet para trabajar —en la oficina, en un destino vacacional— o en su casa y gestiona al mismo tiempo sus asuntos personales

Todos ellos se refieren a lo mismo: no es trabajar estando de vacaciones, sino disfrutar de vacaciones al trabajar.

Que no es lo mismo, ojo.

Cuando una persona de tu empresa tiene que hacer un viaje de trabajo y se va, por ejemplo, a París, hace workations si alarga unos días más su estancia y disfruta del destino aprovechando que ya se encuentra allí.

También serían workations si esa persona se anima a conocer la ciudad y disfrutarla fuera de su horario de trabajo, aunque no alargue la estancia necesariamente.

Y seguirían siendo workations si en vez de París elige otro destino, aunque no tenga que viajar por trabajo. Es decir, si se va a trabajar en remoto durante una temporadita, generalmente a un destino más propio de unas vacaciones.

Y ahora que sabes lo que es, ¿conoces a alguien que haya hecho/esté haciendo workations? Seguro que sí 😌

Ah, por cierto: workations, bleisure, blurring, turismo de negocios… son cuatro términos diferentes para hablar del mismo concepto, pero desde este momento solo nos referiremos a él como workations, por pura comodidad.

Las workations están de moda (y a tu empresa le interesa subirse al carro)

Es cierto que lo de trabajar desde la playa hasta hace nada parecía reservado solo para los freelance.

Pero claro, el mundo cambia muy deprisa y en pocos años ha pasado de todo:

  • Las empresas que evitan la digitalización saben que tienen los días contados
  • Pandemia mundial, con confinamiento domiciliario incluido
  • El teletrabajo desde casa pasó a ser una realidad…
  • … más interesante de lo previsto por las empresas, que no vieron mermada la capacidad productiva de su personal…
  • … que a su vez encontró una excelente vía para conciliar su vida personal y la laboral

La suma de todo eso acabó derivando en una flexibilidad laboral cada vez más significativa, y con ella… pues ya sabes: workations, bleisure y blurring.

¿Sabías que el 60 % de los viajes de negocios acaban en workation?

Y es que los beneficios de hacer vacaciones mientras se trabaja no son pocos, ni para tu empresa ni para tu equipo.

Beneficios de las workations para las personas

Aparentemente, el gran beneficiado de hacer workations es el trabajador. Y no será por falta de razones, no:

  • Si las workations son fruto de estirar su viaje de trabajo, podrá conocer el destino nuevo de una forma más económica, ya que será tu empresa la que se haga cargo de los billetes, alojamiento y dietas, al menos durante los días que dura el viaje estrictamente necesario
  • Realización personal: algunos sueños y anhelos solían limitarse a los períodos de vacaciones de las personas. «Iré a X en vacaciones», «visitaré Y cuando tenga tres semanas libres», «me tiraré en paracaídas en mi próximo fin de semana libre». Pero con las workations, la posibilidad de satisfacer algunos deseos se amplía al día a día.
  • Más tiempo con familia y amigos: si comparte esas condiciones de trabajo con sus allegados, podrán compartir alojamiento, tiempo libre y experiencias desde donde quieran. Y cobrando un sueldo, además, sin tirar de ahorros.

Un trabajador al que se le da la posibilidad de hacer workations será, en definitiva, una persona feliz y contenta por contar con la posibilidad de vivir experiencias propias de las vacaciones… no necesariamente en sus días de vacaciones.

Y eso para tu empresa es crema ❤

Beneficios de las workations para tu empresa

Si tu plantilla es feliz y se siente realizada en tu empresa, lo lógico es que suceda lo siguiente:

  • Que consigas retener el talento, al contar con equipos leales, plenamente satisfechos con las condiciones laborales encontradas, compatibles con sus formas de vivir su vida personal.
  • No solo retener, sino atraer: tu departamento de recursos humanos contará con unas condiciones realmente atractivas para atraer talento, tanto nacional como internacional

Al final, todo esto deriva en un aumento de la productividad. Y una mayor productividad ya sabes lo que trae 💶

Cuando María se fue de workations

María trabajaba en una oficina de lunes a viernes de 08:00 h a 15:00 h. Era genial cuando tenía 27 años porque pagaban bien, pero al cumplir 30 —¿crisis vital?— sintió que necesitaba algo más.

Y no era dinero.

Dejó su trabajo y buscó una empresa en la que tuviera libertad para disfrutar a lo grande de su vida más allá de sus días de vacaciones.

Buscaba condiciones realmente flexibles que le permitieran tomar sus propias decisiones sobre cómo organizar su tiempo, su trabajo y su vida.

Había llegado el momento de cambiar —y disfrutar—.

Así que un día vio una oferta de trabajo de Pleo y lo intentó.

María sabía que tendría que viajar mucho por trabajo. Pero le gustaba, porque en recursos humanos le habían contado las políticas de teletrabajo y sabía que eso de las workations, concepto que había conocido recientemente en un blog, sería posible trabajando allí.

Dicho y hecho. 

En su primer año, María tuvo que hacer dos viajes de trabajo: Mallorca y Barcelona.

En Mallorca decidió estirar su estancia, y en vez de volver el mismo jueves en el que iba a comer con un proveedor se quedó hasta el martes siguiente disfrutando de las playas mientras teletrabajaba en horario laboral.

En Barcelona tenía bastante trabajo. En una semana vería a tres clientes, pero se planificó de forma que pudiera conocer la ciudad y todo lo que ofrecía.

¿Que la reunión con el primero acababa a las 12:30 h? Pues a las 13:30 h tendría tickets para visitar la Sagrada Familia.

¿Con el segundo se tenía que ir a cenar? Pues a primera hora del día repasaría su bandeja de correo y desde mediodía, a disfrutar del sol y del agua de la playa de la Barceloneta.

Con el tercero tenía una reunión a las 11:00 h, así que reservó en un restaurante para irse a comer calçots con su pareja, que se iba a unir a su viaje para pasar con ella los dos últimos días por la ciudad condal.

Encantada con la experiencia, María no esperó a que Pleo le asignara otro viaje de trabajo, sino que de cara al verano decidió salir de su domicilio habitual en Madrid e irse a casa de sus padres, en San Vicente de la Barquera.

Con su ordenador, claro, porque era lo único que necesitaba para desarrollar su labor comercial. Bueno, y con Internet, pero con un USB con conexión lo tenía más que resuelto.

Y ahí pasó todo el mes de agosto, en el que no tenía vacaciones: desayunando café y tostadas de su madre, estableciendo su oficina en la playa que le quedaba a cinco minutos andando desde casa y viendo a sus amigos de la infancia por las tardes.

Entre reunión y reunión, chapuzón.

Entre correo y correo, un poco de buceo.

Informe tras informe con el bañador como uniforme. 

El trabajo, cumplido con creces, con excelentes resultados. Y María, feliz, sintiéndose realizada y animada ante la perspectiva de más y maaaas workations

¿Próxima parada? Esto sí que es vida trabajar 😎

Y en Pleo, tan contentos

Sabíamos que la conciliación y el bienestar laboral de nuestros equipos iba a ser una tendencia del futuro laboral que llegaría más pronto que tarde, así que lo tuvimos clarinete.

Por un lado, el equipo financiero se puso las pilas para hacer hueco en la política de gastos.

Por otro, en recursos humanos decidieron utilizar estas condiciones flexibles para atraer personas con talento como María y conservarlas en la empresa durante muuuucho tiempo.

Y aquí estamos, buscando Marías para crecer a partir de equipos leales de alto rendimiento que quieran desarrollar su vida laboral con nosotros mientras disfrutan de su ocio como les parezca.

Te toca

Turno de tu empresa.

Ya has visto que los beneficios —no solo para tu equipo, sino para el propio negocio— son de lo más apetecibles.

El primer paso lo tienes que dar tú, así que pónselo fácil a tu personal: explica en tus políticas cómo extender la estancia en el mismo hotel en el que el empleado o empleada se ha alojado por trabajo o qué pasa si decide cambiar la fecha del billete de vuelta.

Dales facilidades, que te lo agradecerán.

Y nosotros… no podemos definir por ti las condiciones para hacer workations en tu empresa, pero sí echarte un cable con la parte más operativa.

Como imaginarás, los viajes de trabajo traen asociados costes de todo tipo. Y necesitas tenerlos todos bien controlados y gestionarlos de la forma más ágil posible, ¿no?

Con la app para gastos de empresa de Pleo y las tarjetas para empleados, mientras ellos disfrutan, tú ahorras, ahorras y vuelves ahorrar 💰 💰 💰

Puede que te interese...